No comments yet

Aumentando la Fe

  • 6 ASPECTOS A CUIDAR PARA AUMENTAR LA FE
  • por H. Chapa

 

Cierta ocasión que Jesucristo enseñaba a sus discípulos llegó a una difícil lección sobre el perdón (Lucas 17:3-4).  Ante la aparente dificultad de seguir su consejo, le hicieron a Jesús la siguiente petición: “Auméntanos la fe” (Lucas 17:5).

La fe nos ayuda a enfrentar los obstáculos de la vida, porque la verdadera fe es la convicción del que sabe qué esperar, sabiendo que Dios hará su parte a nuestro favor cuando confiamos en él (Hebreos 11:1).  Por eso ante las olas más grandes de la vida, más fe para enfrentarlas.

La fe es como el proceso de sembrar y cultivar una semilla para que se transforme en algo completamente diferente y grandioso.  No es en base a deseos y buenas intenciones como la semilla crecerá, sino con el esfuerzo y acciones correctas de cultivo.

Si queremos que nuestra fe aumente, hay 6 cosas que podemos hacer:

  1. Romper nuestros paradigmas

Mateo 13:58 registra que Jesús no hizo muchos milagros en su tierra a causa de la incredulidad de la gente de ahí.  ¿A que se debía esta incredulidad?  Viendo el contexto de esta escena vemos que los lugareños lo conocían muy bien, conocían a su familia, y lo ubicaban como un simple hijo del carpintero del lugar.  La familiaridad había formado en ellos un paradigma acerca de Jesús.

Si nosotros no rompemos los paradigmas que tenemos sobre Jesús, la incredulidad tendrá un nido donde crecer y, si hay incredulidad, cerramos la puerta a Dios para que actúe.

  1. No conformarnos con el nivel de fe que tenemos, sino pasar al siguiente

Uno de los motivos por los que la fe no aumenta es porque no la ejercitamos.  Como cualquier músculo de nuestro cuerpo que si no se usa se atrofia, la fe se desarrolla con el uso.

Cuando creemos que ya tenemos las respuestas, o de la mano con nuestros paradigmas catalogamos las cosas y no dejamos que nada nos sorprenda, atrofiamos la fe.  En Lucas 5 los discípulos de Jesús intentaron pescar sin éxito durante toda la noche, pero al encontrarse con Jesús, éste le dijo a Simón Pedro: ”… boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.” (Lucas 5:5).  Aunque Pedro era pescador de oficio y Jesús no, estuvo dispuesto a poner en práctica un nuevo nivel de fe al creerle a Jesús, a quien ya conocía.  El resultado fue que presenció un milagro como antes no lo había visto.

  1. Quitar el estorbo del pecado para ver en la dirección correcta

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Puestos los ojos en Jesús …” (Heb 12:1-2).

Una carrera se corre sin pesos y una carrera se corre viendo la meta.  Cuando no lo hacemos así, nuestra motivación se va.  La fe aumenta cuando en la carrera de la vida quitamos lo que detiene nuestro caminar.  El principal detractor de nuestro avance es el pecado, es lo que en verdad nos hunde quitando el combustible a la fe.  Al mismo tiempo, mantener la mirada en la meta nos enfoca y fortalece.  Si mantenemos la atención en Jesucristo, nuestra fe se afirmará.  La combinación de quitar el pecado y mantener la mirada en Jesús aumentará nuestra fe.

  1. Reemplazar los temores con confianza en Dios

Así como el miedo paraliza a una persona, los temores impiden a la fe actuar y crecer.  Podemos reemplazar todo temor dejando que Jesucristo actúe como en el caso de un hombre importante en Lucas 8:49-50: “Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro.  Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.”

Podemos recibir su paz mediante la fe, y eso nos traerá estabilidad para no caernos en la vida y, como un surfista, subir a las olas sin miedo.  Jesús dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27)

  1. Quitar toda predisposición negativa

“Cuando era de día, se juntaron los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas, y le trajeron al concilio, diciendo: ¿Eres tú el Cristo? Dínoslo. Y les dijo: Si os lo dijere, no creeréis; y también si os preguntare, no me responderéis, ni me soltaréis.” (Lucas 22:66-68)

Los supuestos “hombres de fe” de la época de Jesús le juzgaron y entregaron para ser crucificado.  Aun oyendo la palabra de Jesús y los testimonios de sus obras, su predisposición hizo que no creyeran en el mismo Hijo de Dios.   Hay tres principios sobre la fe:

  • – La fe no es un acto religioso, es una actitud
  • – La fe requiere voluntad
  • – La fe implica un cambio

Sin esto, aún con evidencia a la mano, una persona no va a creer ni aumentar su fe.

  1. Oír la Palabra de Dios

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17).  Hay una sencilla pero fuerte y directa relación entre la fe y el oír la Palabra de Dios: Entre más escuchamos la Palabra, más fe tendremos.  Este es el principio más poderoso para aumentar la fe.

 

Para las situaciones más grandes y difíciles de enfrentar, la herramienta de una fe fuerte hará la diferencia. Cuidando estos 6 aspectos lograremos que nuestra fe aumente.

 

Si desea contar con la grabación original de la conferencia completa “Aumenta mi Fe”, solicítela en info@grupoelcamino.org o visítenos en La REUNION DEL DOMINGO

Si desea más información con respecto a tener un encuentro personal con Jesucristo o tiene cualquier duda sobre este tema, envíenos un mensaje.

 

 

Comments are closed.